¿Qué puede hacer un arquitecto por tu reforma?

Si vas a hacer obras en tu casa, es posible que andes un poco perdido. Quieres que todo salga bien y te planteas si te conviene contratar a un arquitecto que gestione por ti tu reforma.

Pero, ¿merece la pena esta inversión? ¿De qué se ocupa este profesional exactamente? En este artículo aprenderás qué puede hacer por ti un arquitecto y por qué es interesante que cuentes con él a la hora de reformar tu casa.

A lo mejor te encuentras en esta situación:

Te acabas de comprar una casa en el barrio que te gusta. Has revisado todos los puntos sobre cómo comprar un piso para reformar y sabes que tiene mucho potencial para convertirse en el hogar que necesitas.

Entonces, ¿cuál es el problema? Pues que ahora andas un poco perdido.

Necesitas a una persona que te ayude a diseñar su interior, a sacarle el máximo potencial. Y además quieres que la obra se ejecute con calidad. Va a ser tu hogar y deseas que te dure para toda la vida.

Si estás en este punto, tranquilo.

Quiero que sepas que existe un profesional idóneo para ayudarte a resolver tu situación. Uno que te llevará de la mano durante todo tu proyecto. Desde el diseño de tu nueva casa hasta la revisión de toda la obra.

Por el título de este artículo seguro que ya puedes deducir de quién te estoy hablando. Ni más ni menos que del arquitecto.

En este post descubrirás por qué el arquitecto es la persona ideal para ayudarte a reformar tu vivienda y hacer de ella el hogar que estás buscando.

¿Cuándo es necesario contratar a un arquitecto para una reforma?

Lo primero que tienes que saber antes de empezar con tu proyecto es que hay casos en los que sí o sí vas a tener que contratar a un arquitecto para que se ocupe de tu reforma.

Por ejemplo, es obligatorio que cuentes con él cuando necesitas un proyecto de obra.

¿Qué es y cuándo se necesita un proyecto de obra?

Un proyecto de obra es aquel que está redactado por un arquitecto colegiado y que debes presentar en tu ayuntamiento cuando quieres solicitar una licencia de obra mayor.

En una reforma, necesitas un permiso de este tipo cuando quieres modificar la estructura de tu casa o alterar su fachada.

Ten en cuenta que es la licencia más compleja que puedes solicitar al ayuntamiento. Y que pueden tardar bastante tiempo en darte el permiso para empezar con tus obras.

Por eso, a menos que sea imprescindible para tu casa, te aconsejo que evites modificar estos elementos para que puedas solicitar una licencia más sencilla.

cocina con ventana al fondo

¿Qué más tipos de licencias hay?


Además de la licencia de obra mayor, existen otro tipo de permisos para obras más sencillas que puedes solicitar para tu reforma.
En la Comunidad de Madrid si vas a cambiar la distribución interior de tu vivienda, pero no alteras ningún elemento imprescindible del edificio, con pedir una licencia de obra menor es más que suficiente.
Este tipo de licencias se llaman declaraciones responsables y te permiten empezar con tu reforma el mismo día que presentas el proyecto en el ayuntamiento.
Por otro lado, si no quieres cambiar la distribución de tu casa y solo vas a hacer una reforma de poca importancia no hace falta que solicites ninguna licencia.
Si quieres ampliar con más información este tema, aquí te dejo un artículo completo sobre los tipos de licencias que hay con el que puedes despejar todas tus dudas.


Como ves, salvo para las licencias de obra mayor, en el resto de los casos no es obligatorio que contrates a un arquitecto.

Eso sí, que no lo sea no quiere decir que no vaya a resultarte muy útil. En especial, si nunca has hecho una reforma antes.

Cómo evitar problemas con la empresa de reformas.

pared de piedra con silla

Hacer una reforma es parecido a contraer matrimonio.

A menos que seas Elisabeth Taylor, que tuvo 8 maridos, lo más normal es que te cases una vez en la vida. O dos como mucho.

Y lo mismo sucede con las reformas.

Puede que tengas varias casas en propiedad y las alquiles. En ese caso es probable que hayas tenido que hacer una o dos reformas.

Pero si lo que tú necesitas es reformar tu casa para vivir en ella, entonces es posible que sea tu primera obra. Y que te agobies solo con pensar en ella.

Entre otras cosas porque no eres un técnico. No formas parte de este sector y tienes miedo de que los albañiles, los fontaneros, etc. hagan mal su trabajo

Y que tengas problemas con tu casa en el futuro.

Bien, cuando contratas a arquitecto esto no sucede. Más que nada porque se ocupa por ti de lo siguiente:

¿Qué hace un arquitecto en una reforma?

Cuando vas a construirte una vivienda, el arquitecto es el único profesional que te acompaña en todas las fases de tu proyecto.

Y lo mismo ocurre a la hora de reformar tu casa.

Fíjate. En mi estudio cualquier proyecto de reforma consta, al menos, de las siguientes fases:

El levantamiento del estado inicial.

Antes de empezar a pensar en cómo va a ser la reforma, lo primero es dibujar unos planos con la distribución actual de tu casa. Es lo que se conoce como levantamiento.

En estos planos, que son lo más exactos posibles, se incluye:

  • Por un lado, las habitaciones con todos sus recovecos y esquinas.
  • Además, deben estar dibujadas las puertas, los armarios y las ventanas.
  • Y, por último, hay que indicar cuáles son los elementos estructurales, como las vigas o los pilares, y en dónde están las tomas para las instalaciones.

De esta manera obtienes toda la información del estado actual de tu casa. Para poder pensar a partir de él cómo quieres que quede tu hogar una vez esté reformado.

mueble de madera

El diseño de la nueva distribución de tu casa.

En el momento en el que obtienes los planos del estado actual ya puedes empezar a pensar en cómo va a quedar la nueva distribución de tu casa.

¿Y cómo se funciona en esta fase? Pues en mi estudio la trabajamos siempre sobre plano.

¿Cocina abierta o cerrada? ¿Cómo quieres que sea el salón? ¿Y el baño?

Tú me cuentas cómo quieres que quede tu casa y yo te presento varias propuestas. A partir de ellas, seleccionamos la que más te convence y la vamos puliendo hasta encontrar la distribución que más se ajusta a tus necesidades.

La selección de materiales y acabados.

Cuando tienes clara la distribución general, el siguiente paso es vestir tu casa.

La finalidad de esta etapa es elegir los materiales que mejor se ajustan a tus gustos, a tu presupuesto y a tus necesidades.

En mi estudio en esta fase trabajamos con imágenes en 3D para que puedas ver cómo quedan los materiales sobre la nueva distribución que hemos diseñado en la fase anterior.

El objetivo de esto es que tengas una idea lo más nítida posible de cómo va a quedar tu casa antes de empezar con la obra.

La redacción del proyecto de ejecución de la reforma.

Una vez están el diseño y los acabados definitivos, el siguiente paso es redactar el proyecto de ejecución de tu reforma.

En esta etapa ya solo trabaja tu arquitecto, puesto que el objetivo aquí es definir con precisión por dónde van las instalaciones, de qué materiales se van a hacer las paredes, los techos, etc. cómo son las ventanas…

Vamos, cómo se va a construir tu reforma.

Para ello, en mi estudio dibujo los planos técnicos de tu reforma y redacto el presupuesto completo sin precios que luego enviamos a las empresas constructoras.

La selección de la empresa de reformas.

Una vez está terminado el proyecto de ejecución, la siguiente fase consiste en elegir a la empresa de reformas.

Para encontrar a la que más te interesa, te recomiendo que selecciones al menos a tres candidatas que te gusten. Puedes pedirle a tu arquitecto que te ayude en esta tarea si no conoces a ninguna.

A esas empresas se les manda tu proyecto de ejecución. Y se les pide que rellenen el presupuesto con sus precios y que lo envíen de vuelta.

De esta manera resulta mucho más fácil comparar las ofertas que envían cada una de ellas.

Entonces, si encuentras a una empresa que te gusta y te encaja su precio, perfecto. Ya puedes empezar con la reforma.

Pero, ¿qué pasa si los presupuestos que recibes se pasan del precio que tienes en mente?

Cuando esto sucede, en mi estudio los reviso. Voy partida a partida analizando cuáles son los gastos esenciales y cuáles son los superfluos para ajustarlo.

Y, si con eso no es suficiente, también se puede echar marcha atrás en el proyecto. Y modificarlo para ajustarlo a los precios que hemos recibido.

Porque el objetivo que es tú consigas una reforma ajustada a tu presupuesto. Y que el proyecto que hemos redactado refleje su alcance al completo.

Para que no haya ninguna duda de cómo tiene que quedar tu casa antes de empezar con la obra.

salón en blanco y madera

El contrato con la empresa de reformas.

Para empezar con la obra, es imprescindible que firmes con la empresa de reformas un contrato en el que se incluya lo siguiente:

  • El alcance de tu obra. El que has definido con tu arquitecto tanto en los planos como en el presupuesto del proyecto de ejecución.
  • El método de pago. Para una reforma, te aconsejo que primero hagas un abono inicial a modo de señal y que después vayas pagando mes a mes lo que avance la empresa de reformas con los trabajos.

En mi estudio, por ejemplo, me encargo de revisar todos los meses que los trabajos que te quiere cobrar la empresa de reformas se corresponden con lo que han avanzado en la obra.

  • Los plazos de ejecución. También se debe indicar qué día tienen previsto empezar y terminar con la obra. Si quieres tener asegurarte aún más de que van a cumplir con esos tiempos puedes incluir penalizaciones económicas en el caso de que haya retrasos.

Ahora sí, con el contrato ya firmado se puede empezar con tu obra de reforma.

Pasos arquitecto proyecto reforma

La dirección de obra.

El trabajo de un arquitecto no se limita solo al diseño y la redacción del proyecto, también trabaja para ti durante la fase de obra.

En mi estudio, por ejemplo, en esta etapa visito tu reforma como mínimo una vez a la semana para asegurarme de que todo se está construyendo tal y como está definido en tu proyecto.

También me ocupo de gestionar la llegada de los materiales. Para que no te tengan que contactar a ti y te molesten cuando vayan a entregarlos.

El fin de obra.

Por último, cuando las obras llegan a su fin en mi estudio hago un repaso exhaustivo de todo lo que se ha ejecutado.

Compruebo que todos los remates y detalles finales están terminados.

Y, cuanto todo está listo, te entrego tus llaves.

Ya puedes reestrenar tu casa.

Como ves, tener a un arquitecto en tu equipo no solo te permite encarar tu reforma con más tranquilidad. Es que puedes despreocuparte de todo el proceso hasta que tu casa está acabada.

¿Cuánto cobra un arquitecto por un proyecto de reforma?

Esta es una buena pregunta.

Y tiene todo el sentido que la hagas. Porque, antes de empezar con la reforma de tu casa, es importante que tengas claro el presupuesto con el que debes contar para poder contratar al arquitecto más adecuado.

Lo que pasa es que, como en todo, sus honorarios van a depender del tipo de reforma que necesites y de la complejidad de la misma.

Por eso, para conocer su precio aproximado, te dejo a continuación un test. Solo tienes que rellenarlo con los datos de tu casa y menos de 2 minutos te llegará a tu email la respuesta que estás buscando:

Foto test portada

CALCULADORA: CONOCE AQUÍ EL PRECIO DE UN ARQUITECTO PARA TU REFORMA

¿Necesitas un arquitecto para tu reforma? Averigua con este sencillo test cómo puede ayudarte este profesional y cuál debe ser tu inversión para contratarlo.


Consejos para contratar al arquitecto perfecto para tu reforma.

Hay una máxima que suele repetirse:

A corto plazo, lo que más te apetece suele ser lo que menos te conviene.

Y lo que más te cuesta, lo menos te apetece y te lleva más trabajo, tiende a ser lo que de verdad te interesa. Lo que más beneficios te da a largo plazo.

Con las reformas pasa lo mismo.

A corto plazo, puede que prefieras contratar a una empresa que te hace todo en uno. Que te diseña, te supervisa y te construye tu obra sin que tengas que ocuparte de nada.

Lo que pasa es que esto, a la larga, no es lo que te beneficia.

No existe ninguna empresa de reformas que pueda ejecutar un trabajo y supervisarse a sí misma de manera imparcial y velando por tus intereses.

Por eso, a la hora de contratar a tu arquitecto, el único consejo que puedo darte es este:

Contrata a un profesional independiente.

Así te aseguras de que trabaja solo para ti. Para lo que a ti te conviene.

Y de que tenéis el mismo objetivo: conseguir la mejor reforma para tu casa.

Contratar a un arquitecto para reformar tu baño

¿Cuánto se tarda en redactar un proyecto de reforma?

Otra pregunta muy frecuente que puedes tener cuando vas a reformar tu casa es cuánto tarda un arquitecto en redactar tu proyecto.

Porque claro, si estás pensando en reformar la casa en la que vives desde hace tiempo, puedes tomar las decisiones sobre tu proyecto con calma.

Pero, si te acabas de comprar tu casa y necesitas arreglarla antes de entrar a vivir en ella, lo más lógico es que quieras ir más rápido.

Más que nada porque te interesa reducir al máximo el tiempo en el que solapas el alquiler o la hipoteca que tienes ahora con la de la casa nueva.

Bien. En mi experiencia, si necesitas reformar una casa de unos 100 metros cuadrados al completo, hacen falta entre 6 y 8 semanas para redactar todo el proyecto. Después súmale lo que tarda la empresa de reformas en presupuestarlo y ejecutarlo.

A lo mejor te parece que es mucho tiempo. Pero piensa que, cuanto mejor preparado esté tu proyecto antes de empezar con tu reforma, menos imprevistos tendrás en ella. Y eso te puede ahorrar mucho dinero.

En cualquier caso, existe un truco para avanzar con los plazos de tu proyecto sin que disminuya la calidad de su resultado.

Cómo adelantar los plazos de tu proyecto.


Si vas a comprarte una casa seguro que ya sabes que el proceso es largo.
Tienes que firmar el contrato de arras, buscar y solicitar la hipoteca, acudir al notario…
Como completar todos estos trámites te va a llevar varias semanas, puedes aprovechar ese tiempo para avanzar el proyecto con tu arquitecto.
Si ya has firmado las arras y sabes que esa casa te la van a vender a ti, puedes pedirle al propietario anterior que deje entrar a tu arquitecto para hacer los planos del estado actual.
Así puedes empezar a pensar con él el diseño de la nueva distribución mientras terminas el papeleo.
De esta manera, para cuando tu casa sea definitivamente tuya, vas a tener las primeras fases de tu proyecto adelantadas.


¿Cuánto cuesta una reforma?

Cuanto cuesta una reforma

Esta sí que es la pregunta del millón.

Y la respuesta es siempre la misma: depende.

Depende del tamaño que tenga tu casa, de la reforma que quieras hacer, de los profesionales que contrates y de la situación del mercado en ese momento.

Por si acaso, aquí te dejo un artículo con los precios de una de mis últimas reformas para que puedas hacerte una idea de lo que supuso.

Eso sí, estos precios son solo para que te hagas una idea, porque me es imposible darte unos costes precisos para una reforma genérica.

Y esto no solo me pasa a mí. Ninguna empresa de reformas seria te va a dar un precio sin saber antes qué quieres reformar, cuándo quieres empezar ni qué calidades quieres utilizar en tu casa.

De ahí, que primero necesites definir cómo va a ser tu proyecto. Tienes que saber con la precisión de un cirujano cómo quieres reformar tu casa para que puedan darte un presupuesto exacto.

¿Cuándo es buen momento para reformar una casa?


En realidad, esta pregunta tiene más que ver con tu situación personal que con la del mercado.
¿Por qué? Pues porque, al igual que si estás pensando en hacerte una casa desde cero, el mejor momento para reformar tu hogar será el que a ti mejor te encaje.
No te recomiendo que hagas caso de los que dicen que si el mercado va a subir, que si va a bajar… Nadie tiene una bola de cristal para saber el futuro.
Lo único que conoces con certeza son tus circunstancias personales.
Puede que tu casa se haya quedado antigua, que vayáis a ser uno más en la familia, que tengas una afición nueva que demanda un espacio específico… Solo tú sabes cuándo necesitas arreglar tu casa.
Y, si el problema es que tienes poco presupuesto, siempre puedes organizar tu reforma como te explico en el siguiente apartado.


Cómo reformar una casa con poco presupuesto.

Si tu problema es que quieres hacer una reforma de calidad en tu casa, pero dispones de poco dinero, tienes dos opciones:

La primera es contratar a una empresa reformas muy barata, cosa que no te aconsejo en absoluto.

Las empresas que tiran sus precios terminan saliendo caras, puesto que sus reformas están mucho peor ejecutadas y terminas encontrándote con problemas y gastando mucho más dinero para resolverlos al cabo de los años.

La otra opción es que ejecutes tu proyecto por fases.

Es decir, puedes diseñar con tu arquitecto el proyecto completo y cuando recibas los presupuestos pedirle que te asesore sobre cómo dividirlo en etapas.

De esta manera tardarás algo más de tiempo en tener tu casa renovada al completo, pero a cambio conseguirás que todos los trabajos se ejecuten con la calidad que tú necesitas sin tener que invertir tanto dinero de golpe.

¿Necesitas un arquitecto para reformar tu vivienda?

Si vas a reformar tu casa, es posible que sea obligatorio que cuentes con un arquitecto. Esto te sucederá si lo que quieres es alterar la estructura de tu casa o modificar su fachada.

En el resto de los casos no es imprescindible contratar a este profesional, lo que no quiere decir que no te vaya a resultar útil.

Porque, ¿a cuántas reformas te has enfrentado antes?

Como has podido leer, el principal miedo los propietarios a la hora de hacer obras en su casa es que los trabajos se ejecuten mal. Que se equivoquen a la hora de elegir a la empresa de reformas y que su obra les acabe costando mucho más de lo que tenían pensado.

Pero todo esto no sucede cuando contratas a un arquitecto para que te asesore.

En mi estudio, por ejemplo, divido siempre todas las reformas en varias fases: planos del estado actual, diseño de la nueva distribución y selección de materiales, redacción del proyecto, selección y contratación de la empresa de reformas, dirección y fin de obra.

De esta manera me aseguro de que tú conoces a la perfección cómo va a quedar tu casa después de la reforma. Y también de que la empresa de reformas sabe perfectamente cuáles son los trabajos que debe realizar y qué presupuesto tiene para ello.

Y sí, te conviene contratar a un arquitecto independiente. Uno que no trabaje con la empresa de reformas que vayas a contratar.

Por un lado, para que pueda supervisarla de manera imparcial y defienda tus intereses.

Por otro, para que pueda redactar tu proyecto de reforma pensando en ti, en lo que tú necesitas.

Y, por último, para que pueda ocuparse por ti de tu proyecto de principio a fin. Para que tú solo te tengas que preocupar de reestrenar tu casa cuando tu reforma esté terminada.

Foto test portada

CALCULADORA: CONOCE AQUÍ EL PRECIO DE UN ARQUITECTO PARA TU REFORMA

¿Necesitas un arquitecto para tu reforma? Averigua con este sencillo test cómo puede ayudarte este profesional y cuál debe ser tu inversión para contratarlo.


P.D.: Las fotografías que ves las he sacado de Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra aquí las herramientas que te ayudarán a conseguir un hogar a medida

RECURSOS
C. de los Narcisos, 29, 3 derecha, 28016 Madrid - TLF. 696 25 25 59 - info@elebearquitectura.com
C. de los Narcisos, 29, 3 derecha, 28016 Madrid - TLF. 696 25 25 59 - info@elebearquitectura.com