¿Qué son las casas bioclimáticas?

Imagina que pudieras vivir en una casa que fuera respetuosa contigo, con tu bienestar, y a la vez con el medio ambiente. ¿Podría ser posible? Sí. Así es como funcionan las casas bioclimáticas. Descubre en este post en qué consisten y por qué te interesa conocerlas.

No hay duda de que el mundo está cambiando.

Y dos de las cosas que van ganando cada vez más importancia son el cuidado personal y la protección del medio ambiente. Incluso cuando vas a construirte una casa.

De hecho, cada vez se demandan más las viviendas que tienen una alta eficiencia energética. Y crece el interés por vivir en hogares confortables, con mucha luz natural y en entornos saludables.

Por eso surge el concepto de casa bioclimática. Para aunar todas estas tendencias. Y que puedas conseguir un hogar que tenga en cuenta tanto tu bienestar, como el del espacio que te rodea.

¿Qué es una vivienda bioclimática?

esquema vivienda bioclimatica

La definición más sencilla que se puede hacer de una casa bioclimática es que es una vivienda respetuosa con tu salud y con el medio ambiente. En todos los sentidos.

¿Qué quiere decir esto? Pues que, por un lado, está diseñada para tener el menor impacto posible en el entorno que en el que se edifica. Tanto durante su construcción como después a lo largo de su uso.

Y, por otro, que está proyectada para garantizar tu bienestar. Tu confort en su interior. De esta manera, te aseguras de que las condiciones de temperatura, iluminación y calidad del aire que respiras son las mejores posibles.

¿Qué se consigue con las viviendas bioclimáticas?

Si optas por construirte una casa de este tipo notarás que sus beneficios los percibes desde el primer día y que perduran a lo largo del tiempo. Los principales son los siguientes:

Ahorras energía.

Las casas bioclimáticas consumen mucha menos energía que las viviendas corrientes para mantener el confort térmico en su interior.

Esto se debe, entre otras cosas, a que en ellas se utilizan mayor cantidad de aislamiento térmico y ventanas con mejores prestaciones.

Con esto consigues que la temperatura del interior sea más constante durante todo el año.

Evitas que el calor se escape en invierno y penetre en verano, que tengas que consumir demasiada energía para mantener el confort que necesitas. Y, de paso, logras también un mejor aislamiento acústico.

Empleas fuentes de energía renovables.

Además de que ahorras más energía, si te haces una casa de este tipo gran parte del consumo eléctrico lo harás a partir de fuentes renovables. Las más habituales suelen ser las placas solares, la aerotermia y la geotermia.

Las placas solares pueden ser fotovoltaicas, cuando utilizan la energía del sol para producir electricidad, o térmicas, cuando emplean la luz solar para producir calor.

Por su parte, la geotermia y la aerotermia aprovechan la temperatura del subsuelo y la energía del aire respectivamente para calentar tu casa en inverno o enfriarla durante el verano.

Su construcción es más sostenible.

El proceso de construcción de estas casas es más sostenible porque utilizan materiales con una huella de carbono muy baja. Es decir, la cantidad de gases de efecto invernadero que se han emitido para fabricarlos, transportarlos y colocarlos es la menor posible.

Así, en las viviendas bioclimáticas se prioriza el uso de materiales que se hayan producido de manera más ecológica y, a poder ser, cerca del lugar en donde se levantan.

pasillo de una vivienda

Mejoras la calidad del aire interior.

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta para tener un hogar saludable es que respires en su interior un aire limpio. Sin partículas tóxicas que puedan perjudicar tu salud.

En las viviendas bioclimáticas se utilizan aparatos para medir la pureza del aire. Y se seleccionan materiales saludables para su construcción, de manera que no emitan partículas tóxicas una vez vayas a vivir en ellas.

Además, se pueden emplear diferentes filtros en la instalación de ventilación que limpien el aire. Tanto de los elementos contaminantes que vienen desde el exterior como los que se generan en el interior de las casas.

Aprovechas mejor la luz natural.

Una buena iluminación es esencial para tener una vivienda bioclimática. Y esto incluye aprovechar al máximo la luz natural disponible.

La luz solar es la iluminación más adecuada para la mayoría de las tareas que tienes que realizar en el interior de tu casa. Y no sólo eso, también es beneficiosa para tu cuerpo porque regula su funcionamiento.

En el diseño de una casa bioclimática se tiene muy en cuenta la orientación de las distintas fachadas y cómo esto afecta a la cantidad de luz natural que puede penetrar hacia su interior.


Con todo lo explicado hasta ahora, te puede parecer que los beneficios que se proponen en este tipo de viviendas son demasiado ambiciosos. Sin embargo, se pueden conseguir cuando se hace hincapié en los siguientes elementos de diseño cruciales.

¿Cómo funciona una casa bioclimática?

Si te construyes una vivienda bioclimática hay tres aspectos que debes siempre en cuenta: garantizar la ventilación cruzada, mejorar el aislamiento térmico y diseñar el interior teniendo en cuenta la orientación más favorable.

Garantizar la ventilación cruzada.

vista de una cocina

La ventilación cruzada te permite hacer una correcta renovación del aire de su interior.

Lo perfecto es que una casa bioclimática disponga de ventanas en fachadas opuestas para que el aire pueda circular por toda ella. Si esto no es posible, debes intentar que la vivienda tenga al menos dos orientaciones diferentes.

Mejorar el aislamiento térmico.

Como ya has leído al principio de este artículo, uno de los objetivos de este tipo de viviendas es que ahorres energía. Y esto se consigue cuando mejoras el aislamiento térmico y las ventanas.

No obstante, tan importante es utilices materiales de alta calidad como que contrates a profesionales cualificados. Que sepan instalarlos correctamente para que no tengas fugas de aire o puentes térmicos en el futuro.

Sólo así tendrás garantizado el confort térmico en el interior de tu casa.

Diseñar teniendo en cuenta la orientación más favorable.

Es importante que conozcas cómo cambia la incidencia de la luz natural en función de cómo esté orientada tu casa. Para que puedas aprovecharla al máximo en invierno y protegerte de ella, y de su calor, durante el verano.

¿Cuál es la mejor orientación de una vivienda?

En España, lo ideal es que las ventanas de las estancias principales de tu casa estén mirando hacia el sur. Es la orientación más favorable.

Por un lado, porque es el lado que más luz natural recibe durante todo el año. Y, por otro, porque es el más fácil de controlar durante los meses de verano. Para que no penetre también el exceso de calor durante las horas centrales del día.

Si te vas a hacer tu propia casa procura siempre que el salón y las zonas de estar miren hacia esta orientación.

Los patios interiores.

En muchas ocasiones sucede que la forma del terreno en donde quieres edificar tu casa no hace posible que puedas tener suficiente fachada hacia el sur para iluminar todas las habitaciones que te gustaría.

Cuando esto ocurre, un buen recurso es colocar uno o varios patios en el interior de tu casa. De esta manera consigues tener más fachada y más opciones de iluminar las estancias interiores con la orientación que necesitas.

vista de una casa con patio

Llegados a este punto, es probable que te estés preguntando si todas estas mejoras tienen alguna repercusión en el precio de construcción de tu casa. Si va a ser más cara que construirse otro tipo de vivienda.

La respuesta a esto no es tan inmediata como parece.

¿Cuánto cuesta una casa bioclimática?

vista del interior de una casa

A priori, el coste inicial de construirse una vivienda más eficiente es más elevado que si te vas a hacer una casa más convencional.

Ten en cuenta que vas a utilizar mejores materiales. Más eficientes que la media. Y que es probable que necesites contratar a una empresa constructora más especializada.

No obstante, no deberías tener en cuenta sólo el coste de construcción de tu casa a la hora de calcular su precio. Tienes que sumarle también los gastos que te va a suponer mantenerla durante su vida útil.

¿Cuánto dinero te vas a ahorrar en calefacción si vives en un hogar eficiente? ¿Y en luz eléctrica?

Mensualmente puede parecer poco dinero, pero si te construyes tu propia casa estás haciendo una inversión para toda la vida. Además, los materiales de buena calidad exigen mucha menos conservación a lo largo del tiempo.

Y no sólo eso. Una vivienda bioclimática genera un entorno favorable a tu bienestar. Más saludable. Y esto también repercute en tu bolsillo a largo plazo.

Casas bioclimáticas: ventajas y desventajas.

Como has podido leer en este artículo, puedes tener un hogar que sea a la vez respetuoso con tu bienestar y con el medio ambiente. Una casa bioclimática.

Las principales ventajas de este tipo de viviendas son, por un lado, su alta eficiencia energética, su construcción sostenible y la utilización de energías renovables.

Y, por otro, la mejora que hacen en tu calidad de vida gracias al buen aprovechamiento de la luz natural, el cuidado del aire que respiras y la mejora de tu confort térmico.

Para conseguir todos estos beneficios se basan siempre en estos tres principios de diseño: garantizar la ventilación cruzada, mejorar el aislamiento térmico y diseñar tu casa teniendo siempre en cuenta cuál es la orientación más favorable.

Además, aunque su coste pueda parecer en un principio más elevado que el de una vivienda convencional, el ahorro que suponen a largo plazo en cuanto a consumo de energía y los beneficios que aportan a tu salud hacen que este tipo de casas sean una inversión más que rentable.

Porque construirte una casa es algo que probablemente sólo vayas a hacer una vez en tu vida. Así que considera bien cómo quieres que funcione. Y cómo vas a vivir en ella.

vista exterior de una casa

P.D.: Las fotografías que ves las he sacado de Unsplash y Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra aquí las herramientas que te ayudarán a conseguir un hogar a medida