¿Qué es mejor, comprar o construir una casa?

¿Eres de esas personas que no sabe si le conviene comprar o mejor construirse una casa? En este post vas a conocer todos los pros y los contras que tienen ambas opciones. Para que puedas decidir por ti mismo cuál es la que mejor encaja con tu estilo de vida.

A menos que seas un amante de los viajes. O que tu trabajo te permita ejercer desde cualquier parte del mundo, llega un momento en la vida en el que tienes que elegir un lugar en donde asentarte. Y con él aparece una de las dudas más importantes: ¿te compras una casa ya hecha o te construyes una?

Como ambas opciones son válidas, conviene que conozcas las ventajas e inconvenientes de cada una. Porque así conseguirás la casa que mejor se adapta a ti. El hogar de tus sueños.

La ubicación: ¿en dónde quieres vivir?

Ésta es la primera pregunta que te debes hacer tanto si buscas casa como si quieres hacerte una.

¿Por qué? Pues porque no es lo mismo que quieras vivir en el centro de tu ciudad que en la periferia. Y, dependiendo de lo que contestes, será más lógico que te compres una casa ya construida. O que busques un terreno para hacerte la tuya propia.

La flexibilidad de comprarse una casa.

ubicación de una casa

Si tu idea es comprarte una casa elegir su ubicación es relativamente fácil.

Puedes ir a cualquier portal inmobiliario online, escoger el barrio en el que quieres vivir, y empezar a ver qué tipos de casas están en venta. O puedes ir a las inmobiliarias que estén situadas en la zona que te guste y preguntarles qué viviendas tienen para enseñarte.

Es evidente que tus posibilidades se van a restringir en función del dinero que te quieras gastar, de tus preferencias de tamaño y distribución, y de si quieres obra nueva o una casa de segunda mano.

Pero lo que está claro es que, si tu idea es comprarte una casa, vas a tener la posibilidad de encontrar una que te guste en casi cualquier sitio. Cosa que no ocurre cuando eliges comprarte un terreno para construirte una por ti mismo.

¿Dónde te puedes construir una casa?

En la mayoría de las ciudades de España los terrenos disponibles para construir casas unifamiliares están en los barrios de la periferia. O directamente en otros municipios más pequeños.

Las pocas parcelas que quedan en el centro suelen tener precios muy elevados. Y, la mayoría de las veces, sólo son asequibles para particulares que disponen de mucho dinero.

Eso sí, lo bueno de vivir a las afueras es que vas a disponer de mucho más espacio.

Por el mismo precio que la gente que se compra un piso en el centro, tú vas a poder tener tu propia casa con tu jardín privado. Y casi no te vas a enterar de que tienes vecinos.

Portada artículo comprar construir

DESCARGA ESTE ARTÍCULO Y LEÉLO CUANDO QUIERAS

Aquí tienes una versión de este artículo en PDF.

Descárgatela para que lo puedas leer siempre que lo necesites.

Tus nuevos vecinos.

Cuando te compras una casa o un piso ya construido el inmueble sí que lo eliges. Pero a quien no escoges es a tus vecinos.

No sabes cómo van a ser. Si la convivencia será pacífica o, todo lo contrario.

Esto es algo que no ocurre cuando te construyes tu propia casa.

Porque, como suele estar en la periferia, hay menos vecinos. Además, si dispones de un jardín amplio, tus vecinos no están realmente pared con pared contigo. Evitas posibles ruidos molestos y conflictos.

Truco: ¿cómo tener lo mejor de cada mundo?


Puede que quieras vivir en el centro de tu ciudad y desees tener una casa hecha a medida para ti. ¿Te has planteado hacer una cooperativa?
Compras la parcela con otras personas y juntos construís un edificio de viviendas personalizadas, adaptadas a la forma de vivir y a las necesidades de cada uno.
Es una manera de tener una casa diseñada para ti en el centro de la ciudad. Además, así podrás conocer a tus vecinos de antemano y establecer unas bases para tener una buena convivencia en el futuro.


Como has podido leer, la ubicación es un aspecto crucial que debes tener en cuenta a la hora de elegir de qué manera quieres vivir. Pero no es el único.

El diseño: ¿Cuál es tu forma de vida?

Una vez elegido en dónde quieres vivir, la siguiente pregunta que debes hacerte es el cómo, de qué manera vives. Y aquí es en donde debes que tener en cuenta el diseño.

La personalización de las casas a medida.

Si quieres llevar un estilo de vida concreto. O si tienes alguna afición en particular que demande un espacio específico. No lo dudes: constrúyete una casa a medida.

Porque, si te haces tu propia casa, vas a poder plantearte desde cómo vives y cuál es la distribución que a ti más te interesa, hasta qué materiales son los más idóneos para las actividades que vas a realizar. Tanto en el interior como en el jardín de tu casa.

La distribución que quieres.

Si te haces una casa a medida las posibilidades de distribución son casi infinitas.

Las únicas limitaciones que existen son las que vienen fijadas en la normativa de tu municipio: cuántas plantas vas a poder construir, cuánta superficie vas a poder edificar, etc.

Estas normas son las mismas que se aplican en el resto de los edificios, con la ventaja de que tú puedes conocerlas antes de construir tu casa. Y adaptar mejor tu distribución y tu estilo de vida a ellas.

A lo mejor quieres tener una bodega. O una librería que ocupe una pared a doble altura. En la casa que te construyas lo eliges todo.

eliges distribución al construir tu casa

Los materiales que necesitas.

De la misma manera que eliges la distribución en una casa hecha para ti también escoges los materiales. Y no sólo los del interior como en una reforma, también los exteriores.

¿Qué prefieres: césped natural en el jardín o arena para que jueguen tus hijos? Es tu decisión.

Además, no sólo eliges el tipo de materiales que quieres, sino también su calidad. La única manera de asegurarte de que van a durar toda la vida es seleccionándolos tú mismo. Y eso sólo sucede si te construyes tu propia casa.

Elementos fijos de una casa ya construida.

Si te vas a comprar una casa ya hecha la mayoría de las veces el diseño viene predeterminado.

Como mucho, si te compras una casa sobre plano, vas a poder elegir algunos acabados. Y puede que algún cambio menor en la distribución.

Porque, por si no te habías fijado hasta ahora, casi todas las viviendas de obra nueva tienen una distribución muy similar. Y es lógico que suceda así.

Piénsalo. Las empresas inmobiliarias estudian el mercado para dar con la distribución más demandada porque así se aseguran de llegar a un mayor número de clientes. Por eso son todas muy parecidas.

Por otro lado, si quieres comprarte una casa para reformarla tu gusto, debes saber que hay elementos que se pueden cambiar de posición y otros que son más complicados.

¿Qué se puede modificar en una casa cuando se hace una reforma?

En un piso ya construido la reforma que se puede realizar viene determinada por varios factores: su forma, su estructura y, sobre todo, la posición de los baños y la cocina.

En una reforma, los baños y la cocina sólo se pueden desplazar de su lugar de origen hasta cierto punto.

No se pueden alejar mucho de su ubicación inicial porque tienen que estar cerca de las tuberías que recogen el agua sucia. Y éstas no se pueden mover de sitio.

Pero no sólo hay que fijarse en la posición de los cuartos húmedos. También es importante ver la forma que tiene la vivienda. Si tiene poca fachada o si es muy profunda. O cuántas ventanas hay hacia la calle.

En este artículo te explico todo lo que debes que tener en cuenta para elegir un piso para reformar.

Bonus: los edificios protegidos.


Mención aparte merecen los edificios protegidos.
Si vas a comprarte un piso en un inmueble de este tipo debes tener cuidado. Los edificios catalogados como protegidos tienen muchos elementos que no se pueden modificar.
Antes de comprarte un piso en un edificio así te aconsejo que contactes con un arquitecto para que te asesore. La reforma que puedes hacer en una vivienda en un edificio de este tipo suele ser más complicada que en un piso normal.


La importancia que tenga para ti el diseño de tu casa es un aspecto esencial a la hora de elegir entre comprar o construirte una.

Eso sí, debes tener en cuenta que, cuanto más personalizado sea el diseño de tu casa, más tiempo va a requerir por tu parte. Y más implicación.

El tiempo y tu implicación personal.

Conseguir tu propia casa, ya sea comprándote una o construyéndote la tuya propia, supone una de las mayores inversiones que vas a realizar en tu vida.

Ahora bien, tu implicación personal y el tiempo que debes dedicarle varía mucho en función de tus preferencias.

Si eres de esas personas que quiere vivir en su propia casa pero no le apetece “complicarse la vida”, entonces tu solución está clara: cómprate un piso al que no haya que hacerle una reforma.

Porque, para que cualquier obra de construcción o reforma salga bien, es necesario que le dediques tiempo y que te involucres. Para que puedas tomar las mejores decisiones durante el proyecto y elijas de manera adecuada a los profesionales que te van a ayudar durante el proceso.

Los profesionales que debes contratar.

El arquitecto.

debes contratar a un arquitecto

El primero de todos los profesionales al que debes contratar es a un arquitecto.

¿Por qué? Pues porque va a ser la única persona que va a estar en tu proyecto de principio a fin. Sólo él lo va a conocer entero. Y es él quien va a tratar con todos los demás profesionales que participen.

Además, el arquitecto no sólo diseña tu casa. También puede asesorarte para que elijas a la constructora que mejor te conviene. O ayudarte a elegir el terreno si tu idea es construirte tu propia casa. En este artículo te explico todo lo que puede hacer por ti.

La constructora.

Aparte de un arquitecto, la otra gran pata con la que debes contar sí o sí tanto si quieres hacer una reforma como si vas a construirte una casa desde cero, es la empresa constructora.

Para elegirla, no debes tener en cuenta sólo el precio. Contratar a la constructora más barata puede acabar saliéndote mucho más caro de lo que habías pensado en un principio.

Las constructoras profesionales, las que hacen bien su trabajo, deben ganar dinero. Y para eso no pueden tirar precios porque entonces tu proyecto no les sale rentable.

Si pides presupuesto a varias empresas y ves que alguna de ellas es demasiado barata, desconfía. Es posible que el resultado no sea el que estás esperando.

Bonus: ¿cuándo necesitas a un aparejador?


Si te vas a construir tu propia casa desde cero debes saber que, además de un arquitecto, es obligatorio por ley que contrates a un aparejador.
¿Sabes qué funciones realiza? En este artículo te las detallo y te explico en qué se diferencian de las de un arquitecto.


Como ves, los profesionales que eliges son determinantes.

Pero, aparte de ellos, hay otra cosa imprescindible que necesitas a la hora de hacer una reforma o construir una casa: paciencia. Porque todas las obras demandan cierto tiempo para ser realizadas.

El tiempo de construcción de las obras.

¿Cuánto se tarda en construir una casa?

Como normal general, construir una casa unifamiliar lleva entre 6 y 10 meses de tiempo.

Pero ojo, debes tener en cuenta que estos plazos son sólo una aproximación general. Cada casa tiene sus particularidades que influyen en el tiempo que se tarda en construirla.

No es lo mismo que te quieras hacer una casa de 100 metros cuadrados de una sola planta a que te quieras hacer otra de 300 metros cuadrados con dos plantas sobre rasante y un garaje enterrado.

Además, el tiempo que se tarda en construir depende también de la constructora que hayas contratado. De los medios que tenga.

Lo normal es que, al inicio de la obra, la constructora te presente una programación con las distintas fases de la obra y con el tiempo que estiman que van a tardar en cada una de ellas. Así tendrás claro desde el principio cuánto van a tardar en hacer tu casa.

¿Cuánto se tarda en hacer una reforma integral?

A diferencia de construir una casa, en una reforma integral los plazos son más reducidos.

Una reforma de un piso puede tardar unas diez semanas.

Aunque, de nuevo, entiende que estos plazos son totalmente orientativos.

Igual que sucede con la construcción de una casa desde cero, el tiempo que se tarda en reformar un piso depende mucho del tipo de reforma que haya que hacer y de la empresa que contrates.

Y, en ambos casos, a la duración de las obras hay que sumarle el tiempo que se tarda en obtener licencia y los demás plazos administrativos.

Los plazos administrativos.

La mayoría de la gente que se quiere hacer una casa o una reforma integral no suele tener en cuenta el tiempo que tarda la administración en dar una licencia de obra. Y es un dato que se debe tener muy en cuenta.

Las licencias de obra las conceden los ayuntamientos. Y el tiempo que tardan en revisar tu proyecto varía mucho de unos a otros.

Puede llegar a ser de hasta 6 meses para municipios de tamaño medio y grande, o de sólo unas pocas semanas en pueblos pequeños.

En cualquier caso, esta espera no tiene por qué ser tiempo perdido. Si has contratado un buen arquitecto empleará el tiempo que se tarda en conceder la licencia para avanzar con tu proyecto y redactar la fase de ejecución.

También puedes aprovechar para ir pidiendo presupuestos a distintas constructoras y seleccionar una. De esta manera cuando te concedan la licencia lo tendrás ya todo preparado para empezar tu obra.

TRuco: no todas las reformas tienen la misma licencia.


En muchos municipios, si vas a hacer una reforma integral en la que vayas a tocar la estructura del edificio debes solicitar una licencia de obra mayor. La misma que si vas a construir una casa desde cero.
Es importante que tengas esto en cuenta cuando vayas a arreglar un piso. Se tarda más tiempo en conseguir una licencia de este tipo que la de una simple reforma.


¿Cuándo es un buen momento para construir una casa?

La respuesta a esta pregunta tiene más que ver con tus circunstancias personales que con la situación del mercado inmobiliario. Me explico.

El mejor momento para construirte tu propia casa es cuando a ti mejor te venga.

Si tienes las ganas, el interés y el dinero para ello, ¿qué te frena? Estás justo en la situación perfecta para hacerlo.

No te recomiendo que esperes más de la cuenta para hacerte una casa porque pienses que ahora mismo los precios son muy elevados y el mercado inmobiliario tiene que bajar. O que creas que ya ha pasado el mejor momento para hacerte tu casa y tengas que esperar a la próxima crisis en el sector para que los precios bajen todo lo que pueden.

La realidad es que nadie sabe lo que va a pasar en el futuro. Si los precios subirán, bajarán o se estancarán.

Lo único que conoces con certeza es tu situación personal. Si te quieres construir tu propia casa y estás en condiciones de hacerlo, adelante. No hay para ti un momento mejor.

Portada artículo comprar construir

DESCARGA ESTE ARTÍCULO Y LEÉLO CUANDO QUIERAS

Aquí tienes una versión de este artículo en PDF.

Descárgatela para que lo puedas leer siempre que lo necesites.

Lo más importante que debes saber sobre la construcción de una casa.

Hay mucha gente que prefiere no hacerse su propia casa porque le agobia no saber nada sobre construcción. Si ese es tu caso, tranquilo. Es normal que no conozcas este mundo si no te dedicas a ello.

Lo que pasa es que comprarse una casa que ya está construida no significa que sea mejor que hacerse una propia. Puede que tenga defectos o vicios ocultos que no se vean.

Lo que no conoces del piso que te quieres comprar.

Cuando te compras una casa ya construida puedes ver cómo está hecha por fuera. Si está en buenas condiciones para vivir o si conviene hacerle alguna reforma superficial de mejora. Y poco más.

Lo que no vas a poder saber de ninguna manera es cómo está hecha esa casa por dentro. Cómo son sus tripas y si tiene o no defectos de construcción que puedan manifestarse en un futuro.

Sólo hay una manera de saber cómo es por dentro una casa que ya está hecha: haciéndole una reforma integral en la que descubras lo que se esconde detrás de las paredes.

Eso sí, nunca sabes qué es lo que te vas a encontrar hasta que no empiezas la obra. En ocasiones ocurre que la reforma que tenías presupuestada se ve encarecida porque aparecen problemas o defectos que estaban escondidos y con los que no contabas en un principio.

lo que no conoces del piso que te quieres comprar

En cambio, si te construyes tu propia casa vas a poder saber con toda seguridad cómo está hecha desde el principio. Y, si contratas a buenos profesionales, éstos se ocuparán de que todo esté correctamente ejecutado.

El control de la construcción de tu casa.

Hacerte tu propia casa es lo único que te garantiza que el edificio en donde vives está hecho al cien por cien como tú quieres. Y que no vas a tener problemas de construcción en un futuro.

Además, en una casa hecha por ti eliges también los materiales que colocas. Todos ellos.

Esto puede tener un impacto no sólo en la calidad de estos, sino también en el bienestar dentro de tu casa. Puedes elegir materiales que no emitan componentes tóxicos al aire, por ejemplo, o un sistema de filtrado que purifique el agua que consumes. La elección es toda tuya.

La eficiencia energética en una casa construida para ti vs en una casa comprada.

Mención aparte merece el tema de la eficiencia energética, en el que sales ganando con creces si decides construirte tu propia casa.

eficiencia energética al construir tu casa

En diciembre de 2019 se aprobó la última modificación de Código Técnico de la Edificación, que es la normativa que regula la construcción de casas en España. En ella se introdujeron nuevos artículos más restrictivos relacionados con la eficiencia energética.

¿Qué quiere decir eso? Pues que todos los edificios construidos antes de esa fecha no tienen por qué ser tan eficientes y consumir tan poca energía como los que se hacen ahora. Sencillamente no era obligatorio cuando se construyeron.

De hecho, antes de junio de 2013 tampoco era obligatorio que los edificios tuvieran un certificado de eficiencia energética a disposición de los futuros compradores.

Además, la mejora en la eficiencia energética de los edificios supone un gasto adicional en su construcción. Y la mayoría de las promotoras intentan gastarse lo mínimo para cumplir con el expediente.

Por lo tanto, a menos que te vayas a comprar una casa que esté construida por una persona que realmente se haya preocupado por tener una casa eficiente, lo más probable es que sólo puedas comprarte una vivienda en la que el gasto energético sea elevado.

Y esto es algo que debes tener en cuenta porque, aunque mensualmente no parezca mucho dinero, si vas a vivir muchos años en esa casa el gasto acumulado puede llegar a ser enorme.

En cambio, si te vas a construir tu propia casa, este proceso puedes controlarlo. Puedes tener una casa muy eficiente con un consumo de energía casi nulo. Está en tus manos.

El dinero: ¿cuánto cuesta comprarse una casa? ¿Y construirse una?

El último aspecto que hay que tener en cuenta para poder decidirse entre comprar o construirse una casa son los costes que tiene cada una de las opciones.

Si te compras un piso para entrar directamente a vivir en él su coste está claro: el precio le que hayas pagado a su antiguo dueño más los trámites asociados a esa venta.

Pero ¿sabes cuánto cuesta reformar un piso? ¿Y hacerte una casa desde cero? Puede que alguna de estas opciones te compense más.

El coste real de comprarse un piso nuevo ya reformado.

¿Sabías que un piso de segunda mano reformado cuesta un hasta un 20% más caro que uno igual sin reformar? Y su aumento de precio no siempre merece la pena.

Imagina por un momento que eres el dueño de un piso de este tipo. ¿Por qué le habrás hecho una reforma para ponerlo a la venta? Pues para ganar más dinero que si lo vendieses sin reformar.

Como norma general, los propietarios que deciden arreglar un piso antes de venderlo buscan sacarle la mayor rentabilidad posible gastándose el mínimo dinero en su reforma.

Por eso, muchas veces estas obras no son de buena calidad. No están hechas con el mismo cuidado con el que lo harías tú si fueses a vivir en este piso. Y eso a la larga se nota.

Lo mismo puede suceder con los pisos de obra nueva.

coste de comprar un piso reformado

Como ya te he explicado, cuando no sabes cómo está hecho un edificio por dentro no conoces con qué calidades ha sido ejecutado. Y puede que la promotora a la que se lo compres esté primando su rentabilidad económica en vez de entregar unas viviendas de calidad a sus futuros propietarios.

¿Cuánto cuesta construirse una casa? ¿Y cuánto reformar un piso?

Tal y como te expliqué en este artículo, construirse una casa en Madrid de 150 metros cuadrados y de dos plantas suele costar entre 1500 y 2300 €/m2. Sin contar con el precio de la parcela.

Por su parte, una reforma integral bien ejecutada y hecha con materiales de buena calidad puede costar unos 1000€/m2, a lo que habría que sumar el precio del inmueble.

Como ya te puedes imaginar, los costes que te indico aquí son sólo orientativos. El coste real de hacerte tu propia casa o reformarte una existente dependerá de tu proyecto y de tus necesidades particulares.

Con todo, construirte tu propia casa puede llegar a ser incluso la opción más barata de todas. Todo depende de que encuentres un terreno para hacerte tu casa a buen precio y que te encaje con lo que necesitas.

Comprar un terreno y construirte una casa.

comprar un terreno y construir una casa

Uno de los gastos más importantes que tiene construirse una casa es la parcela en donde se va a edificar. Su precio depende sobre todo de su ubicación y sus metros cuadrados. Pero no es lo único que debes tener en cuenta a la hora de elegir una.

Para escoger la parcela perfecta, deberás tener en cuenta otros parámetros como su orientación o su pendiente. Ambas cosas condicionarán también el tipo de casa que puedes construir y la luz natural que recibirá a lo largo del día.

Además, como ya te he explicado en este artículo, la normativa urbanística influye también en lo que puedes construir en los distintos terrenos.

Lo mejor que puedes hacer si estás buscando la parcela ideal para tu casa es que contactes con un arquitecto. Te podrá asesorar sobre cuál es la que mejor te conviene y te indicará qué tipo de vivienda puedes construir en la que hayas seleccionado.

¿Sale rentable construir una casa?

Lo primero que hay que destacar es que una casa se revaloriza casi siempre con el paso del tiempo.

Y si además está bien construida, has utilizado materiales de buena calidad, y a lo largo de los años le has realizado el mantenimiento correspondiente, se revalorizará aún más.

Ahora bien, que te salga o no rentable hacerte una casa es una pregunta que no deberías hacerte sólo en términos monetarios.

¿Qué estilo de vida quieres llevar? ¿Valoras el bienestar, la eficiencia energética y la calidad del espacio en el que vives? Si contestas afirmativamente a estas preguntas entonces sí que te sale rentable construirte tu propia casa.

Entonces ¿construir o comprar casa?

Como sé que la decisión entre comprarte o construirte una casa es muy importante y hay que tener muchas cosas en cuenta, te he dejado a continuación un pequeño resumen de todo lo que te he explicado en este post.

Para que puedas comparar todas las opciones con sus pros y sus contras:

Comprarte una casa nueva o ya reformada:


icono casa nueva
  • Puedes vivir en el barrio que quieras.
  • Si la compras sobre plano sólo puedes elegir cambios menores. Su diseño viene ya predeterminado.
  • Entras a vivir en el momento que la compras.
  • No conoces cómo está hecha por dentro.
  • Puede que tenga una mala eficiencia energética.
  • Si es una casa reformada cuesta hasta un 20% más que una igual sin reformar.

Comprarte una casa para reformar:


icono casa a reformar
  • Puedes vivir en el barrio que quieras.
  • La reforma que hagas depende de la forma del piso, su estructura y la posición de los baños y la cocina.
  • Necesitas contratar profesionales para la obra, que tarda unas diez semanas.
  • Puede que aparezcan problemas ocultos durante la reforma con los que no contabas.
  • Si el edificio es muy antiguo la eficiencia energética no se habrá tenido en cuenta.
  • Una reforma integral cuesta unos 1000 €/m2. El precio de la casa va aparte.

Hacerte tu propia casa:


icono construir casa
  • Los terrenos en venta suelen estar en la periferia de las ciudades.
  • Puedes elegir todo: distribución, calidad de los materiales, etc.
  • Necesitas un arquitecto y un aparejador además de otros profesionales. Las obras tardan entre 6 y 10 meses.
  • Es la única manera de garantizar que tu casa está hecha tal y como tú quieres. Y que no vas a tener problemas en el futuro.
  • Tú decides la importancia de la eficiencia energética en tu casa.
  • Construir una casa cuesta entre 1500 y 2300 €/m2, sin contar con el precio del terreno.

La decisión es tuya.

entrada de tu propia casa

Comprarse o construirse una casa es una de las decisiones más trascendentales que vas a tomar en tu vida. Y va a determinar de qué manera vas a vivir a partir de ahora.

Como ya te he explicado en este artículo, si decides comprar una casa o reformar una ya existente empezarás un camino que no debes transitar sólo. Necesitarás el apoyo de profesionales cualificados que te ayuden a conseguir la casa de tus sueños.

Si has decidido emprender este viaje te animo a que contactes conmigo. Para que juntos diseñemos el hogar que ya te estás imaginando:

P.D.: Las fotografías que ves las he sacado de Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Portada artículo comprar construir

DESCARGA ESTE ARTÍCULO Y LEÉLO CUANDO QUIERAS

Aquí tienes una versión de este artículo en PDF.

Descárgatela para que lo puedas leer siempre que lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra aquí las herramientas que te ayudarán a conseguir un hogar a medida