Cómo comprar la parcela más adecuada para construir tu futura casa.

¿Estás pensando en construirte tu propio hogar? Si es así seguro que ya sabes que lo primero que debes hacer es comprar la parcela más apropiada. En este post conocerás todos los pasos que debes seguir para encontrar el terreno perfecto en donde edificar la casa de tus sueños.

Hace algún tiempo se puso de moda el libro “La España vacía”. En él su autor, Sergio del Molino, explica que a lo largo del siglo XX los pueblos de la meseta española se fueron vaciando de habitantes en favor de las grandes ciudades. Y cómo ahora muchos de ellos se enfrentan al problema de la despoblación.

La falta de residentes es algo dramático para estos pequeños municipios. Sin embargo, desde hace un tiempo parece que esta tendencia se está revirtiendo.

Cada vez hay más personas que deciden dejar el centro de las ciudades para irse a las afueras. Prefieren vivir en una casa más grande, con su propio jardín, en donde poder tener una mayor calidad de vida.

Puede que este sea también tu caso. Que hayas decidido que quieres hacerte tu propio hogar en algún lugar tranquilo. Con árboles y un bonito paisaje.

Vista de una casa de campo

Es probable entonces que ahora te enfrentes al primer dilema de todos: ¿cómo comprar la parcela correcta?

En este post te explico paso a paso lo que debes hacer si has visto ya algún terreno que te gusta y quieres asegurarte de que es el adecuado para ti y para tu futura casa.

Primer paso: comprueba su situación registral.

Si ya has visto una parcela que te interesa lo primero que debes hacer es informarte sobre su situación legal. Para ello debes ir al Registro de la Propiedad a solicitar una nota simple.

¿Qué es y para qué sirve una nota simple?

Una nota simple es un escrito en el que se informa sobre los siguientes aspectos de una parcela:

  • Quién es el propietario del terreno. Te interesa conocerlo para comprobar si coincide con la persona que quiere vendértelo.
  • Si está hipotecada o tiene alguna otra carga. En caso de que así sea debes hablar con el vendedor para que te explique cómo va a resolverlo. Para que no cargues tú con esas deudas.
  • Si esa parcela tiene alguna servidumbre. Te detallo a continuación en qué consisten.

¿Qué son las servidumbres?

Son obligaciones que puede tener un terreno con respecto a otros.

Por ejemplo. Puede que haya una servidumbre de paso y estés obligado a permitir que otro vecino pueda cruzar tu parcela para llegar a algún sitio. O puede que haya una servidumbre con el municipio y tengas instalaciones comunitarias de las que tengas que hacerte cargo.

Todas las servidumbres que aparezcan por escrito en la nota simple tienen validez legal. Asegúrate de que las conoces antes de comprar esa parcela que te interesa para no llevarte después ninguna sorpresa.

En cualquier caso, si tienes alguna duda siempre puedes consultar con un abogado. Comprarte tu propio terreno para construirte una casa supone una fuerte inversión de dinero, así que te interesa estar bien asesorado.

Fachada de piedra de una casa de campo

Siguiente paso: visita la parcela que quieres comprar.

Una vez conoces la situación legal de terreno conviene que vayas a visitarlo en persona.

Podrás ver cómo es el entorno que lo rodea. Cómo son los vecinos, por ejemplo. Si sus casas tienen muros muy altos colindando con esa parcela. O si vas a poder tener buenas vistas hacia el paisaje.

Además, el día que visites el terreno te recomiendo que vayas acompañado de un arquitecto.

Te asesorará sobre aquellas cosas en las que tú no tienes tanta experiencia. Como qué tal es su orientación. Si la pendiente puede condicionar la casa que quieres construir en ella. O qué posibilidades tiene esa parcela para construir la casa que deseas.

De hecho, contar con un arquitecto facilita mucho la siguiente fase. La de las gestiones urbanísticas.

Tercer paso: recopila la información urbanística más importante.

Llegados a este punto el siguiente paso es conocer la normativa urbanística que se aplica en la parcela que te interesa. Para que tengas claro qué tipo de casa vas a poder construir y con qué características.

Como ya te he comentado, es muy útil que cuentes con un arquitecto a quien le puedas delegar esta tarea. El estudio de las normas te puede resultar bastante farragoso si no estás familiarizado con ellas.

¿Qué tipo de cuestiones se especifican en los parámetros urbanísticos?

Una casa con una parcela ajardinada

En la normativa urbanística se definen todos los detalles sobre el edificio que puedes construir en esa parcela.

Cuántas plantas puede tener. Cuál va a ser su aspecto exterior. Qué superficie máxima puedes edificar. Todo lo que necesitas saber sobre cómo será tu futura vivienda está definido por estas leyes.

También te dan información sobre si hay acometidas de agua, luz, etc. próximas a ese terreno. Si no las hay tendrás que buscar dónde están las más cercanas y plantearte qué tipo de obra tienes que hacer para llegar hasta ellas.

Y, por último, te informan de si hay algún plan de urbanización pendiente en el entorno de esa parcela. Esto viene muy bien si el terreno que te gusta está en la periferia de un municipio. Para que sepas qué obras de mejora tiene pensado hacer el ayuntamiento en ese nuevo barrio.

En caso de que la parcela que estás estudiando esté en un pueblo pequeño, puedes solicitar al ayuntamiento su cédula urbanística. En municipios de mayor tamaño es posible que tarde algún tiempo en emitirse, pero en los pequeños este trámite suele ser rápido.

¿Qué es una cédula urbanística?

Una cédula urbanística es una ficha personalizada de una parcela. En ella se hace un resumen de toda la legislación urbanística que se le aplica.

Te va a resultar muy cómodo tenerla para ver de un vistazo todas las normas que debes tener en cuenta para construir tu casa. Y así no tener que ir recopilando las leyes una a una.

Si estás estudiando varias parcelas situadas en distintos municipios tener sus cédulas urbanísticas puede ser de gran utilidad para comparar unas con otras.

Porque, en España, las normas urbanísticas las definen los ayuntamientos. En otras palabras, que las leyes que se aplican en un pueblo pueden ser totalmente diferentes de las que tiene el de al lado.

Vaya trabajo, ¿verdad? Cada parcela debes estudiarla por separado.

Eso sí, cuando encuentras una que se ajusta a lo que estás buscando entonces estás de enhorabuena. Porque ya sólo te queda preocuparte por cómo vas a financiarla.

Último paso: calcula la financiación de ese terreno.

Si has llegado hasta aquí en el estudio de esa parcela que tanto te gusta es porque no tiene ninguna pega grave que vaya a hacer imposible que puedas construir tu casa ideal en ella.

Lo único que te queda es saber cuánto cuesta ese terreno y cómo vas a hacer para financiarlo.

Para ello, debes informarte en tu banco y consultar cuánto dinero pueden darte de hipoteca. Recuerda que con ese préstamo y tus ahorros pagarás también los costes de construir la casa que necesitas.

Y ten también en cuenta que en la compra de una parcela no sólo debes tener en cuenta su precio, sino también los gastos administrativos que lleva asociados. Como los de notaría o los impuestos.

Si todo te cuadra, por fin habrás encontrado el terreno ideal. Y ya sólo te quedará empezar a ver cómo será tu futura casa.

Interior de una buhardilla

¿Qué debes hacer al comprar una parcela?

Necesitas tiempo para encontrar el terreno adecuado en el que construir tu futura casa.

Porque, como has podido leer en este artículo, hay varios pasos que no te puedes saltar si quieres asegurarte de que la parcela que has visto y que crees que te encaja es la más adecuada para ti.

Porche de madera

El primero es comprobar su situación legal. Para asegurarte de que no tiene deudas o servidumbres. Y comprobar si la persona que te la vende es su verdadero propietario.

El siguiente paso es ir a visitarla. No puedes saber si ese terreno es el que tú necesitas sin antes ir a verlo y conocer cómo es el entorno que lo rodea y las vistas que tiene.

En este punto puedes pedirle a un arquitecto que te acompañe. Y que te asesore sobre si la orientación que tiene es buena. Si la pendiente puede condicionar tu futura casa. O qué posibilidades puede tener esa parcela para construir lo que tú quieres.

Una vez conoces el terreno por ti mismo, el siguiente paso que debes realizar es estudiarte qué normativa urbanística le aplica. Ten en cuenta que si estás mirando varias parcelas a la vez debes estudiar cada una de ellas por separado, porque estas leyes pueden ser totalmente diferentes en cada municipio.

Y, por último, si todo lo anterior te encaja entonces ya sólo te queda estudiarte sus costes, cómo vas a financiar la compra. Debes ir a tu banco a informarte sobre las condiciones en las que te pueden dar la hipoteca

¿Cómo lo ves? ¿Mucho trabajo? Recuerda que puedes contactar conmigo para asesorarte.

Para que juntos encontremos el lugar ideal en donde construir la casa de tus sueños:


P.D.: Las fotografías que ves las he sacado de Unsplash y Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *