Evita estos 12 errores a toda costa cuando vayas a reformar tu casa

Tanto si estás pensando en hacer una reforma integral, como si solo necesitas arreglar la cocina o el baño, hay una serie de errores que necesitas esquivar sí o sí para que tu obra sea un éxito. En este artículo conocerás cuáles son y cuál es la solución más sencilla que puedes adoptar para evitarlos.

Tras la pandemia, la demanda de reformas en los hogares ha crecido un 200%.

Cosa que tiene todo el sentido del mundo.

Seguro que tú también has pasado más tiempo que nunca en tu casa, has podido reflexionar sobre qué cosas deberías arreglar y has decidido que es el momento hacerle unas cuantas mejoras.

No obstante, tanto si quieres hacer obras en toda tu casa como si solo necesitas reparar unos detalles específicos, una reforma siempre te va a suponer un desembolso importante de dinero.

Por eso necesitas que todo salga bien, que no haya errores por tu parte. Y que no se produzcan sobrecostes que incrementen el gasto que tenías previsto.

En este artículo aprenderás cuáles son los fallos más frecuentes con los que te puedes encontrar en tu reforma.

Porque, si quieres evitarlos, lo mejor que puedes hacer es conocerlos de antemano.

Los errores más comunes antes de empezar con tu reforma.

No hay duda:

La mayoría de los errores que se cometen en cualquier reforma ocurren antes de que empiece. Y, como vas a ver a continuación, casi todos tienen que ver con una mala planificación de la misma.

Error 1: no definir el proyecto antes de comenzar la obra.

Este paso es tan obvio y tan fundamental que a veces pienso que no debería ni comentarlo. Y, sin embargo, mucha gente lo pasa por alto.

Antes de empezar con tu obra debes tener claro cuál es el resultado que esperas. Y eso pasa por tener unos planos dibujados a escala con todos los detalles tanto del estado actual de tu vivienda como de cómo va a quedar una vez la hayas reformado.

Y no solo eso. Para que un proyecto de este tipo esté completo es imprescindible que hagas también un documento con sus mediciones en las que detalles paso a paso todos los trabajos que van a llevarse a cabo.


¿Te gustaría saber cómo se redacta toda esta documentación? Descárgate aquí la guía con los 5 pasos esenciales por los que debe pasar todo proyecto de reforma.


Error 2: no pensar en cómo va a quedar el amueblamiento.

Otro error muy común antes de empezar con la obra es creer que los planos de tu proyecto están terminados cuando solo has definido cómo van a quedar los nuevos tabiques.

Y nada más lejos de la realidad.

Para que tus planos estén completos es imprescindible que dibujes en ellos la distribución de tus habitaciones, es decir, que incluyas en ellos el mobiliario.

¿Y por qué es tan necesario? Porque con los muebles ya colocados vas a poder definir mucho mejor cómo quieres que sea la iluminación de cada estancia. O en dónde deben ubicarse los interruptores y los enchufes para que sean cómodos de utilizar en tu día a día.

Además, conocer de antemano cómo es el mobiliario también es fundamental para poder organizar las tomas de agua de los baños y la cocina.

Vista de un separador de madera

Error 3: escoger a la empresa de reformas solo por precio.

Este error es tan frecuente que incluso hay ciertas empresas que se aprovechan de ello.

Verás. En el gremio de la construcción no solo hay profesionales bien cualificados.

También existen empresas muy poco serias que ofertan sus trabajos muy por debajo del precio que deberían costar. Así se llevan reformas que luego resuelven de manera chapucera para disgusto de los propietarios.

Por eso, debes tener claro que una reforma es una inversión importante. Que debe durarte muchos años en buen estado y que es algo que solo se consigue contratando a profesionales competentes y cualificados.

En este artículo puedes ver con más detalle qué cosas debes tener en cuenta para elegir a la empresa de reformas más adecuada.

Salón con alfombra de ratán

Error 4: no firmar un contrato con la empresa de reformas.

Para que tengas la seguridad de que la empresa de reformas cumple con lo establecido en tu proyecto y que se ciñe al presupuesto que te ha presentado, debes firmar con ella un contrato en el que se especifiquen al menos las siguientes cosas:

  • Los trabajos a realizar.
  • Las fechas de inicio y de fin de las obras.
  • El importe acordado.

Si no lo firmas no vas a tener ninguna seguridad sobre el trabajo que están haciendo. Tampoco se van a responsabilizar de las averías que te puedan ocasionar y no vas a poder reclamar nada una vez hayan terminado.

Error 5: no pedir licencia cuando es necesario.

Como ya te expliqué en este artículo reciente, en la Comunidad de Madrid no es obligatorio pedir licencia en el Ayuntamiento si vas a hacer obras de reforma de escasa importancia.

Sin embargo, sí que es obligatorio solicitarla si tu obra tiene más enjundia. Como en las rehabilitaciones o los cambios de uso, por ejemplo.

De hecho, si decides empezar una de estas obras sin el permiso correspondiente te expones a que el ayuntamiento te imponga una sanción y te paralice tu reforma hasta que te haya otorgado todos los permisos necesarios.

Error 6: no avisar a los vecinos ni al administrador de fincas.

Los vecinos pueden ser una fuente de problemas durante tu reforma. Si no empiezas con buen pie con ellos pueden terminar quejándose por todo y causándote más de un dolor de cabeza.

¿La solución?

Pues, por un lado, mano izquierda. Y, por otro, avisarles con suficiente antelación de que vas a realizar obras en tu casa para que puedan mentalizarse antes de que comiencen.

Lo mismo sucede con el administrador de fincas, a quien debes informar del inicio y el fin de tus obras y cada vez que la empresa de reformas tenga que realizar algún trabajo que afecte a las instalaciones comunes de tu edificio.

Dormitorio con decoración mediterránea

Qué puede suceder en el transcurso de tu reforma.

Que la mayoría de los errores que pueden ocurrir en una reforma se gesten antes de empezarla no quiere decir que no haya algunos fundamentales que también debas tener en cuenta mientras se está llevando a cabo.

Algunos de los más importantes son los siguientes.

Error 7: cambiar de opinión cuando ya has empezado.

Una vez empiezan los obreros a trabajar en tu casa, todo lo que quieras modificar sobre el proyecto original te va a suponer un sobrecoste por tu parte. Un dinero extra que no tienes presupuestado.

Por eso, es fundamental que tengas las cosas claras antes de empezar. Que estés seguro de lo que necesitas y que lo hayas definido con todo detalle en tu proyecto.

Armarios con puertas de madera

Error 8: querer que tu reforma termine antes de tiempo.

Este error es un clásico de los impacientes.

Puede que lo hayan hecho todo bien: que tengan el proyecto completo, que hayan contratado a la empresa adecuada y que hayan establecido con ella unos plazos concretos para realizar los trabajos.

Pero luego empieza la obra y les parece que van demasiado despacio. Creen que los tiempos de su obra se pueden optimizar más de lo que lo están y presionan a la empresa de reformas para que termine antes de la fecha acordada.

Pues bien, si a ti también te ocurre he de decirte que esto no va a darte buen resultado.

Porque ir demasiado rápido en una reforma va en contra de la calidad y la buena construcción de la misma. Si se ejecutan con excesiva prisa los trabajos se harán peor, los remates estarán mal hechos y tendrás más problemas a largo plazo.

Error 9: no encargar los materiales con suficiente antelación.

Las grandes cadenas de muebles nos han mal acostumbrado. Vamos a Ikea y nos podemos llevar cualquier cosa que vendan casi al momento, así que pensamos que eso va a ser igual en todos lados.

Y, claro, esto no siempre sucede.

De hecho, la mayoría de los fabricantes de azulejos, tarimas y demás acabados suelen tener en stock únicamente los modelos que más venden. Para los demás tienen que hacer un pedido a la fábrica y esperar unas semanas a recibirlo.

Por eso, si no has sido previsor, puede que te encuentres con que hay algunos materiales que no te los pueden suministrar a tiempo. Y que la empresa de reformas no puede avanzar con tus trabajos.

Error 10: no pedir muestras para ver cómo quedan las cosas.

Las pinturas, los azulejos, las maderas… Una cosa es cómo se ven en una fotografía y otra muy distinta cómo van a quedar en tu casa. En tu ambiente.

Por eso, siempre que puedas pide muestras de los materiales que has escogido y llévatelas a tu reforma. Así sabrás si quedan tan bien como te imaginas o es mejor que los cambies por otros.

¿Existen errores después de la reforma? Sí, hay uno y es éste.

Parece que cuando terminas tu reforma se acaban los problemas, pero no siempre tiene por qué ser así.

Queda una cosa. Una sola que debes evitar hacer para no tener ningún contratiempo una vez hayas terminado con tu obra.

Error 11: no pedir facturas de todo.

La mayoría de los electrodomésticos, de los sanitarios y de muchos materiales tienen una garantía de varios meses o años.

Eso sí, siempre y cuando puedas presentar su factura. Porque si no dispones de ella y algo se estropea no vas a poder reclamarlo.

Así que, ya sabes, exige que te hagan facturas de todos los materiales y trabajos. Son tu seguro de compra.

Esquina con mesa y sillas

Lo mejor que puedes hacer para evitar todos estos errores al reformar tu hogar.

Reformar tu casa se parece mucho a ver una serie de suspense. Tiene un argumento difícil de predecir no exento de peligros y de giros de guion que pueden hacer que cualquiera de sus personajes termine de la manera más insospechada.

Sin embargo, lo último que tú necesitas en tu obra es este tipo de adrenalina. Entre otras cosas porque todos los imprevistos y errores que te he nombrado en este artículo solo suponen para ti retrasos, mala ejecución y sobrecostes indeseados.

Pero hay una solución. Una inversión que te interesa realizar y que hará que con tu reforma pases del mayor estrés y preocupación a la tranquilidad absoluta.

Comedor en tonos blancos y madera

Estoy hablando de que contrates a un arquitecto. Fundamentalmente por estos dos motivos:

  1. Es el único profesional que puede acompañarte durante todo el proceso: desde los croquis iniciales hasta los repasos y detalles finales.
  2. Además, también es el único de los agentes que interviene en tu reforma que va a defender tus intereses de verdad porque persigue el mismo objetivo que tú: que consigas la casa que te has imaginado.

Por lo tanto, si prefieres quitarte de problemas con tu obra y asegurarte de que tu proyecto sea todo un éxito, puedes ponerte en contacto conmigo para que veas cómo podemos trabajar juntos.

Qué me dices, ¿te ayudo con tu reforma?


P.D.: Las fotografías que ves son de fuentes como Unsplash o Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Foto test portada

TEST: ¿CÓMO ES LA CASA QUE NECESITAS?

Cada persona tiene unas necesidades diferentes y por eso cada casa debería ser única, distinta a las demás. ¿Conoces ya cómo tiene que ser la tuya?

Si me dejas tu correo te mando un test para que puedas averiguarlo:

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra aquí las herramientas que te ayudarán a conseguir un hogar a medida

RECURSOS
C. DE LOS NARCISOS, 29, 3 DERECHA, 28016 MADRID - TLF. 696 25 25 59 - INFO@ELEBEARQUITECTURA.COM
© COPYRIGHT 2022 - BRANDING & DISEÑO WEB POR CROQUETA STUDIO