Licencia de obra en Madrid: ¿sabes cuándo debes solicitarla?

Para poder empezar con la construcción, rehabilitación o reforma de tu casa es necesario que solicites a tu ayuntamiento la licencia de obra correspondiente. Pero, ¿conoces cuál es la que necesitas? En este artículo te explico los distintos tipos de licencias que hay en el Ayuntamiento de Madrid y cuál es la que más te conviene en tu caso.

Puede que hablar de permisos, o licencias de obra, te resulte farragoso.

Normal.

Porque, hasta hoy, si querías conocer para qué servía cada una de ellas debías sumergirte en la web de tu ayuntamiento, bucear en el departamento de urbanismo y encontrar allí un listado con los tipos que existen y sus aplicaciones.

Lo bueno es que eso se ha terminado. Tienes en tus manos el post en el que te hago un resumen de todas las licencias de obras que vas a tener que solicitar, tanto si te haces una casa desde cero, como si decides reformar o rehabilitar una que ya tengas.

Eso sí, en este artículo me centro en las licencias que concede el Ayuntamiento de Madrid. Si vives en otro sitio verás que son un poco distintas a las tuyas.

En cualquier caso, no hay problema. Todo lo que te explico te servirá también para hacerte a la idea de los tipos de permisos que debes pedir según como sea tu caso.

¿Qué es una licencia de obra?

Antes de empezar a enumerarte las distintas licencias que existen es importante que tengas claro para qué te sirve un permiso de este tipo:

Una licencia de obras es el nombre que se le da a la autorización que te concede el ayuntamiento para hacer cualquier tipo de obra en tu casa. Puede ser desde la construcción desde cero de tu hogar hasta la reforma de un cuarto de baño.

No obstante, como el tamaño y la complejidad de estas obras puede ser muy variable, existen diferentes clases de licencias en función de lo que necesites.

Interior de un salón

Tipos de licencias de obras.

Licencias de obra mayor.

Pertenecen a esta categoría todos los permisos de obras más complejos. Entre ellos se incluyen:

  • Las viviendas de nueva construcción.
  • Las obras de rehabilitación en las que se vaya a alterar la fachada o se vaya a modificar la estructura del edificio.
  • Las licencias de actividad para garajes de más de 100 metros cuadrados.

A estas licencias se las denomina en el Ayuntamiento de Madrid licencias urbanísticas.

Licencias de obra menor.

Son aquellas licencias que se otorgan para obras de menor entidad como, por ejemplo:

  • Las rehabilitaciones en las que no se altera ni la fachada ni exterior ni la estructura.
  • Los cambios de uso, aquellos en los que se transforman locales comerciales en viviendas.
  • Las licencias de actividad para piscinas.

En el ayuntamiento de Madrid reciben el nombre de declaración responsable.

¿Cuándo hay que pedir licencia de obra en Madrid?

Como has visto, es muy normal que tengas que pedir algún tipo de licencia tanto para obras de gran complejidad como para actuaciones más pequeñas.

Sin embargo, en octubre de 2020 la Comunidad de Madrid aprobó una ley según la cual, si quieres realizar obras de escasa importancia en una sola vivienda como pintar, alicatar o actualizar la instalación de electricidad, no es necesario que pidas licencia.

Ni siquiera hace falta que se lo comuniques al ayuntamiento.

¿Quién debe presentar el permiso de obras?

La licencia de obras la presenta el promotor, la persona que paga la obra. O sea, tú en este caso.

No obstante, puede que te interese incluir en tu solicitud los datos de un representante. Lo normal es que sea el arquitecto, puesto que es la persona que ha redactado el proyecto y que mejor lo conoce.

Así, si a los técnicos del ayuntamiento les surge alguna duda, pueden contactar con él y resolverla mucho más rápido.

Foto test portada

TEST: ¿CÓMO ES LA CASA QUE NECESITAS?

Completa este test y descubre en unos minutos cómo tiene que ser tu casa ideal y qué debes tener en cuenta para conseguirla.

¿Cuánto cuesta una licencia de obras?

Depende del ayuntamiento en el que la solicites.

En el caso de Madrid capital, la tasa que debes abonar por tramitar una licencia urbanística puede ir desde algo más de 200 euros por una rehabilitación pequeña, hasta los más de 1.200 euros por la licencia de un chalet unifamiliar nuevo.

Eso sí, ten en cuenta que este no es el único trámite que tienes que abonar antes construir o rehabilitar un edificio.

Para poder empezar con los trabajos, el ayuntamiento te solicitará que abones también el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), cuyo coste asciende hasta un 4% del Presupuesto de Ejecución Material (PEM) de tu obra.

¿Qué pasa si no tengo licencia de obras?

Si empiezas una obra y no cuentas con el permiso adecuado corres el riesgo de que el ayuntamiento te pare las obras y te exija que pagues la licencia y la multa correspondiente.

Además, ten en cuenta que la licencia de obras solo sirve para una cosa: realizar las obras que necesites para vivir en tu nuevo hogar.

Cuando las hayas terminado deberás solicitar al ayuntamiento la licencia de primera ocupación, que es la que te habilita para entrar a vivir en tu nueva casa.

¿Cómo se pide una licencia de obra en la Comunidad de Madrid?

Depende del municipio.

Si tu ayuntamiento aún no tiene digitalizados sus trámites deberás presentar tu solicitud de manera presencial en el departamento de urbanismo junto con varias copias de tu proyecto, el impreso de la licencia relleno y la tasa por su tramitación ya pagada.

En cambio, si tu ayuntamiento ya está digitalizado como el del Ayuntamiento de Madrid, puedes hacer la presentación de manera telemática con tu certificado o DNI electrónico.

Escalera de madera

Tabla resumen de los permisos de obra.

Como ves hay varios tipos de licencia con los que el ayuntamiento te puede autorizar una obra. A esos hay que añadirles los impuestos que debes pagar antes de empezar cualquier trabajo y las licencias que debes solicitar cuando está terminado.

A continuación, tienes un resumen en donde puedes verlas todas:

ANTES DE LA OBRA:

Licencia de obra mayor

  • Nueva construcción.
  • Rehabilitación (con cambios en estructura o fachada).
  • Garajes de más de 100 metros cuadrados.

Licencia de obra menor

  • Rehabilitación (sincambios en estructura o fachada).
  • Cambios de uso.
  • Licencia de actividad de piscina.

DESPUÉS DE LA OBRA:

Licencia de primera ocupación

  • Permiso para entrar a vivir en el inmueble en donde se han llevado a cabo las obras.

Espero que este artículo te haya servido para comprender mejor todas las solicitudes que hay.

¿Tienes alguna duda más? Ya sabes que si necesitas que un profesional te ayude con el proyecto de tu casa o tu reforma puedes contactarme para ver cómo podemos trabajar juntos.


P.D.: Las fotografías que ves las he sacado de Unsplash o Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra aquí las herramientas que te ayudarán a conseguir un hogar a medida