Qué significa en realidad tener una casa de diseño

O por qué no basta con que una vivienda sea simplemente bonita.

Qué significa en realidad tener una casa de diseño

O por qué no basta con que una vivienda sea simplemente bonita.

Se le atribuye a Steve Jobs la famosa frase que dice que:

El diseño no es solo lo que se ve y se siente. El diseño es cómo funciona.

No tengo claro que estas fueran sus palabras exactas, pero de lo que sí estoy segura es de que éste fue el principio a partir del cual creó sus productos. Y que la belleza de todos ellos fue su consecuencia.

Con las casas sucede lo mismo

Es más, todo el mundo debería vivir en una casa de diseño.

Y con esto no me refiero únicamente a que tenga unos acabados, un mobiliario o una iluminación específicos. Esto puede ayudar, pero no es suficiente.

Hay que empezar desde más atrás. En concreto, por cómo es el estilo de vida de la persona que va a vivir en ella.

Porque la realidad es que una casa está bien diseñada solo cuando funciona para su propietario. Cuando responde a sus necesidades únicas y particulares.

De ahí que todos los proyectos de mi estudio tengan que pasar por unas fases determinadas. Las que nos ayudan, tanto a mi cliente como a mí, a determinar qué es lo que necesita y cómo sacarle el máximo partido a sus metros cuadrados.

Dicho esto, antes de empezar con un proyecto lo más importante es conocer cuál es el presupuesto que se está manejando.
Por eso, si estás pensando en reformar tu casa y quieres saber cuál es la inversión que debes hacer para que un profesional se ocupe de ello, entonces haz este test y recibe en unos minutos la respuesta en tu bandeja de correo:
Elebé Arquitectura - Lucía Bravo - Arquitecta en Madrid

No soy una interiorista al uso.

En vez de estudiar la carrera de interiorismo, en la universidad hice arquitectura y después estuve bastantes años trabajando en proyectos de obra nueva.

Fue ahí cuando me dí cuenta de que lo que más me gustaba era transformar casas por dentro. Conseguir que fueran diferentes a las demás y únicas para cada propietario.

Eso sí, no cambio por nada los años que pasé sumergida en aquellas promociones de vivienda. Gracias a ellas aprendí a controlar todas las fases de una obra.

No soy una interiorista al uso

En vez de estudiar la carrera de interiorismo, en la universidad hice arquitectura y después estuve bastantes años trabajando en proyectos de obra nueva.

Fue ahí cuando me dí cuenta de que lo que más me gustaba era transformar casas por dentro. Conseguir que fueran diferentes a las demás y únicas para cada propietario.

Eso sí, no cambio por nada los años que pasé sumergida en aquellas promociones de vivienda. Gracias a ellas aprendí a controlar todas las fases de una obra.

Varias curiosidades sobre mí:

  • Soy un 50% lógica y un 50% creativa. Creo que por eso elegí este trabajo.
  • Mi estudio se llama Elebé por L + B, las iniciales de mi nombre.
  • Trabajo desde casa. ¿Quién necesita una oficina cuando puedes quedar con los clientes directamente en su reforma?
  • No tengo más de ocho iconos en el escritorio de mi ordenador. Me da paz mental verlo así de vacío y ordenado.
  • No me gusta el café. No puedo entender cómo algo que huele tan bien tiene un sabor tan amargo.
  • Tengo una perra, Mostaza, y me encanta salir a pasear por las mañanas con ella. Me relaja y me ayuda a inspirarme en mis proyectos.
Si quieres saber algo más, entonces haz el test. Con él recibes en tu correo el precio de gestionar un proyecto y una explicación de cómo trabajo:
Elebé - Arquitecta en Madrid
C. de los Narcisos, 29, 3 derecha, 28016 Madrid - TLF. 696 25 25 59 - info@elebearquitectura.com
© Copyright 2022 - Branding & Diseño Web por Croqueta Studio
C. de los Narcisos, 29, 3 derecha, 28016 Madrid - TLF. 696 25 25 59 - info@elebearquitectura.com
© Copyright 2022 - Branding & Diseño Web por Croqueta Studio