Vivienda accesible: cómo adaptar tu casa cuando tu movilidad es reducida

Se considera que una vivienda es accesible o adaptada cuando está preparada para que pueda utilizarla con comodidad una persona que se desplaza en silla de ruedas. Si piensas que esto no te interesa dime, ¿cómo sabes que en el futuro no vas a estar lesionado?

A simple vista, parece que tener una vivienda accesible solo tiene sentido si estás discapacitado.

Sin embargo, esto no siempre es así.

Porque, aunque un hogar adaptado es indispensable para aquellas personas que necesitan sí o sí una silla de ruedas para desplazarse, lo cierto es que no son los únicos que pueden llegar a necesitarlo.

Imagina que un día te lesionas. Te rompes una pierna y tienes que estar escayolado durante varias semanas. O tienes ya una edad y un buen día te caes y te rompes la cadera.

¿No crees que en ambos casos sería interesante que tu casa estuviese preparada para que la puedas utilizar con comodidad mientras te estás recuperando?

En el artículo de hoy te explico cuáles son los aspectos más importantes que debes tener en cuenta para que tu casa sea accesible y puedas seguir con tu estilo de vida incluso en estos casos.

Este es el objetivo principal de una vivienda accesible.

Cuando no tienes problemas de movilidad en tu día a día no sientes que haya grandes obstáculos. Subes, bajas y giras por cualquier rincón de tu hogar sin ningún problema.

Sin embargo, en el momento en el que empiezas a desplazarte en una silla de ruedas la cosa cambia. De pronto comienzas a percibir muchos más impedimentos de los que habías notado antes y que te impiden llevar la vida que quieres.

Es lo que se conoce como barreras arquitectónicas.

En qué consiste una barrera arquitectónica.

Una barrera arquitectónica es un impedimento que imposibilita que lleves una vida cómoda. A grandes rasgos se dividen en dos categorías:

Escaleras interior vivienda

Los desniveles.

Cualquier escalón dentro de tu casa, por pequeño que sea, puede suponerte un gran obstáculo. Por no hablar de las casas de varios pisos. En ambos casos, la cuestión está en encontrar la manera más cómoda de evitarlos o de poder sortearlos a diario.

Las dimensiones:

Cuando te desplazas en silla de ruedas ocupas más espacio que si vas sin ella. Por eso, debes tener en cuenta ciertas dimensiones de tu hogar para poder circular por él de manera cómoda.

Por otro lado, también es distinta la altura a la que te interesa colocar los objetos de uso diario.

Como en una silla de ruedas siempre vas sentado, la altura a la que puedes ubicar elementos es menor que si puedes andar normalmente, en cuyo caso puedes subirte a taburetes o escaleras para alcanzar lo que está más alto.

Una vez tienes claro los tipos de impedimentos que puedes encontrarte con más frecuencia en una casa no adaptada toca que conozcas cómo puedes solucionarlos.

Cómo mejorar la distribución de una vivienda accesible.

Lo primero que debes tener en cuenta para que tu vivienda esté adaptada es definir una distribución que puedas adecuar de manera ágil a cualquier circunstancia.

Si tu casa tiene una sola planta este punto no es un problema. Pero si vives en un chalet de varios pisos te interesa hacerte la siguiente pregunta:

“¿Puedo hacer vida normal utilizando solo la planta baja?”

Te pongo un ejemplo:

Imagina que vives en una casa con jardín. En la planta baja tienes la cocina, el salón, el aseo y un despacho. En la primera los dormitorios y los baños.

Si el día de mañana te lesionas y tienes que ir en silla de ruedas, ¿puedes convertir el despacho del piso de abajo en tu dormitorio?

¿Y qué pasa con el aseo? ¿Puedes transformarlo en un baño completo?

Si la respuesta a esto es negativa entonces deberás instalar en la escalera de tu casa una silla salvaescaleras en la que poder sentarte y subir a la siguiente planta.

El problema es que estos aparatos no siempre son fáciles de utilizar sin ayuda. Puede que pierdas independencia si te ves obligado a utilizarlos.

De ahí la importancia de tener un buen diseño.

Porque, ¿no es todo mucho más fácil si prevés esta situación de antemano?

Salvaescaleras interior vivienda

Dimensiones de una vivienda adaptada.

Cuando tienes la distribución definida el siguiente paso es determinar cuáles deben ser las dimensiones mínimas para que te resulte cómodo desplazarte por tu casa.

Anchura mínima de los pasillos.

Para poder moverte en silla de ruedas a lo largo de un pasillo te conviene tener en cuenta dos cosas:

  1. Aunque la normativa establece que la anchura que debe tener un pasillo en línea recta para que sea accesible debe ser como mínimo de 0,90 metros, te recomiendo que lo amplíes hasta 1,00 metros para que te resulte cómodo de utilizar en tu día a día.
  2. Cuando quieras cambiar de sentido o dar media vuelta deberás estar en una zona con un radio como mínimo de 1,50 metros.

Eso sí, si tu casa es amplia y dispone de suficiente espacio puede que te interese plantearte que el pasillo no tenga una zona de giro y otra de paso, sino que todo él tenga un ancho mínimo de 1,50 metros para que puedas cambiar de sentido en cualquier momento.

Puerta de listones de madera

Anchura de las puertas.

En este punto solo hay una opción:

Si quieres vivir en una casa accesible todas las puertas deben tener un ancho mínimo de 80 centímetros de paso.

Altura del mobiliario y los mecanismos.

Lo más cómodo es que todos los elementos utilices estén al alcance de tu brazo estirado. Por eso, te aconsejo que los enchufes los dejes a 40 centímetros del suelo y los interruptores a 1 metro.

Por otro lado, como ya has leído en el punto anterior, debes bajar la altura de las encimeras y los lavabos. Una buena medida es dejarlos a 70 centímetros del suelo.

Cómo es un baño accesible.

Aunque con esto ya tendrías unas directrices generales para el diseño de tu casa es importante que definas con un poco más de detalle cómo va a ser el baño.

Piénsalo. En esta estancia hay elementos, como el inodoro, para los que debes bajarte de tu silla para poder usarlos.

Por eso es importante que, tanto a sus lados como en la zona de la ducha, haya unas barras de apoyo a las que te puedas agarrar mientras los estás utilizando.

Además, como cualquier desnivel es un obstáculo, también debes tener en cuenta que el plato de ducha debe estar a ras del suelo. Para que puedas acceder a él sin que nadie tenga que ayudarte.

Te dejo a continuación un esquema con los elementos principales y sus dimensiones para que puedas hacerte una idea de lo que implica un baño adaptado:

Esquema de un baño de una vivienda accesible
Esquema de un baño accesible según el CTE

Por último, y aunque suene obvio, ten en cuenta que en esta habitación hay agua. Que puede que el suelo esté mojado.

Por eso debes utilizar pavimentos antideslizantes que eviten que te resbales cuando vayas a utilizar el baño.

Cómo hacer una vivienda accesible.

Como ves, aunque ahora te pueda parecer que no necesitas vivir en una casa accesible, lo cierto es que nadie escapa a las caídas, roturas y demás lesiones que pueden reducir tu movilidad durante una temporada.

A eso súmale el hecho de que es probable que solo hagas una gran reforma en tu casa. O que te construyas tu propio hogar una vez en la vida.

De ahí que sea importante que tengas en cuenta todos los posibles escenarios. Que el diseño de tu casa te permita disfrutar de ella, tanto cuando estés en plena forma, como cuando andes lesionado.

Porque, como dice el refrán: “más vale prevenir que curar”.

Y es mejor ser previsor ahora que andar luego lamentándolo.


P.D.: Las fotografías que ves son de fuentes como Unsplash o Pinterest. Si eres el propietario de alguna avísame y estaré encantada de nombrarte en el pie de foto o retirarla si lo prefieres.

Foto test portada

CALCULADORA: CONOCE AQUÍ EL PRECIO DE UN ARQUITECTO PARA TU REFORMA

¿Necesitas un arquitecto para tu reforma? Averigua con este sencillo test cómo puede ayudarte este profesional y cuál debe ser tu inversión para contratarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elebé - Arquitecta en Madrid
C. de los Narcisos, 29, 3 derecha, 28016 Madrid - TLF. 696 25 25 59 - info@elebearquitectura.com
© Copyright 2022 - Branding & Diseño Web por Croqueta Studio
C. de los Narcisos, 29, 3 derecha, 28016 Madrid - TLF. 696 25 25 59 - info@elebearquitectura.com
© Copyright 2022 - Branding & Diseño Web por Croqueta Studio